R. O. del Uruguay-Departamento de Rocha  

UN PASO MAS

 

 

 

 

Aprovechando el receso que los pescadores de mosca de estas latitudes tenemos a partir de fines del otoño y durante todo el invierno, nos juntamos para plasmar en forma escrita una propuesta concreta que organizara un conjunto de ideas que desde hace tiempo venimos conversando entre muchos amigos pescadores.

En el  trabajo planteamos un análisis lo más global que pudimos en relación al uso de los recursos ictícolas de las aguas interiores del Uruguay, y finalmente proponemos su aprovechamiento como recurso turístico apoyándose en una legislación y una gestión nueva y distinta de la actual, cuyas bases se incluyen en el proyecto.

En el diagnóstico se destacan las principales fortalezas del país para viabilizar un desarrollo de este tipo, que radican en las buenas condiciones de algunos de sus caracterizados ambientes naturales y en los excelentes atributos deportivos de las dos especies de peces autóctonos principales, el Dorado y fundamentalmente la Tararira.

En la propuesta, la idea principal consiste en implementar la zonificación de las aguas a través de una nueva herramienta legal que permita proteger realmente algunos ambientes con condiciones adecuadas para promover un desarrollo turístico basado en la pesca deportiva. Tenemos claro que para que ese desarrollo sea viable y sustentable, es necesario que el recurso ictícola tenga las mejores condiciones de calidad y cantidad y eso solo es se puede lograr mediante una legislación y una gestión especialmente enfocada a conseguir ese objetivo.

A partir de la finalización del trabajo escrito a principios de mayo del 2003, hemos presentado formalmente la idea a varios actores políticos nacionales y departamentales, recogiendo buena opinión en la mayoría de los casos.

 En una primera instancia fue planteado a la Comisión Nacional de Programa del Encuentro Progresista-Frente Amplio, luego a dirigentes departamentales del Partido Nacional quienes lo elevaron al Directorio nacional y también fue planteado frente a dirigentes departamentales del Partido Colorado. Posteriormente fue presentado en la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, quienes se manifestaron interesados en avanzar coordinadamente en el estudio de un articulado concreto para implementar las herramientas legales necesarias.

 

 

 

Lamentablemente tenemos conocimiento que la DINARA, que es el organismo estatal encargado del manejo de los recursos acuáticos, no comparte este proyecto y por el contrario tiene una política totalmente contrapuesta que minimiza el valor del recurso considerándolo a nuestro juicio en forma totalmente equivocada únicamente un medio de subsistencia y permitiendo la depredación casi sin límite alguno. El Uruguay es el único país de la región que no tiene propuestas alternativas para el manejo de la pesca en aguas interiores y la consecuencia de estas políticas es la falta total de sustentabilidad.

Tampoco hemos tenido la posibilidad de plantearle la idea al Ministerio de Turismo, ya que las veces que lo hemos intentado a través de la Corporación Rochense de Turismo y de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, el Ministro no ha tenido lugar en su agenda. Es una lástima, porque hemos visto que este Ministerio apoya un proyecto en el Río Negro, que a nuestro entender es inviable, ya que no apunta decididamente a través de una legislación y una gestión específica a proteger las especies para optimizar la calidad y cantidad de estas.

Además de hacer conocer la idea al sector político, también lo hemos hecho a distintas organizaciones y vecinos en general. Realizamos dos presentaciones públicas, una en la ciudad de Lascano ante la Corporación Rochense de Turismo y vecinos de la zona y otra en la ciudad de Velásquez a la que concurrieron ciudadanos en general y en la que se destacó la presencia de muchos jóvenes.

 Por supuesto que el trabajo ha sido enviado también en forma personal a pescadores deportivos conocidos y a otras personas interesadas en este tipo de temática.

Tenemos claro que la propuesta toca los temas más importantes pero que en avances posteriores será necesario profundizar en ellos en forma específica y que además tiene un carácter abierto a otras inquietudes que aporten en el mismo sentido, para lo que convocamos a los interesados a opinar y mejor aún a sumarse a trabajar en la idea y en su difusión. A partir de la mejora sustancial en la población de peces que se ha logrado en India Muerta a partir de un trabajo en el mismo sentido, estamos convencidos que es posible extender la experiencia a otras partes del territorio del Uruguay en conjunto con las comunidades locales.

Sin querer ser alarmistas, solo hace falta mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta que si los pescadores nos dejamos estar y no tenemos un objetivo medianamente común y una postura clara, es posible que en cualquier momento nos encontremos que al amparo de las necesidades de la población y con la excusa de dar trabajo, se autoriza a alguna gran empresa a pescar comercialmente en los cursos interiores, o lo que es peor, a alguna industria contaminante a instalarse y verter los residuos en algún río. Hemos visto como muchas veces se explotan los recursos hasta su agotamiento en beneficio de unos pocos, se termina el trabajo y queda para la comunidad la reparación de los daños a un altísimo costo.

Luego de esta introducción, nada mejor que presentar el texto de la propuesta.

Texto: Gino de León                                         E-Mail: gadla@adinet.com.uy

 
Base de propuesta  

EL DESARROLLO DE LA PESCA DEPORTIVA-TURISTICA

Y EL MANEJO DE LOS RECURSOS BIOLOGICOS

DE LAS AGUAS INTERIORES

 

   

 

                              ROCHA, MAYO 2003

1. Introducción

          Este trabajo es una base de propuesta global y fundamentada, en la cual se exponen solo los aspectos más relevantes y esenciales sobre los cuales deberá fundarse la implementación del proyecto. Cada uno de estos contenidos deberá ampliarse y estudiarse específicamente, además de complementarlos con el tratamiento de otras problemáticas que no han sido consideradas en este trabajo primario.

         Esta propuesta deberá tomarse como política de estado de carácter estratégico para desarrollar este segmento específico del turismo, debido a que la misma implica continuidad en el tiempo por depender fundamentalmente de los procesos biológicos naturales.

         El estado uruguayo ha manejado este recurso de forma muy poco creativa y en la práctica ha renunciado a su potestad y obligación de administrarlo en forma racional.

         La consecuencia de esta actitud es la degradación al límite del recurso pesquero continental con una mínima rentabilidad económica y social, demostrando la falta total de sustentabilidad.

 2. Diagnóstico de la situación actual

 2.1. Legislación

             Las políticas y la legislación para el recurso pesquero en general, están casi totalmente dirigidas a la explotación comercial de las riquezas marinas.

         Los recursos biológicos de aguas continentales (fluviales y lacustres) son prácticamente ignorados, existiendo disposiciones mínimas y de carácter general, únicamente tendientes al no exterminio de las especies.

         Pensamos que esta actitud es debida a la poca importancia económica que tiene esta actividad en aguas interiores explotadas de esta manera, debido al bajo valor de mercado de las especies extraíbles y a la capacidad de producción natural de estos ecosistemas, inadecuada para este tipo de manejo.

         De esta forma se minimiza el valor real de un recurso natural, sin que el organismo creado para manejarlo haga propuestas alternativas de desarrollo.

         También es clara la discriminación que hace la legislación entre la fauna íctica y el resto de la fauna autóctona, esta última protegida de forma estricta.

 

2.2. Pesca comercial en aguas interiores

 

            No contamos con datos precisos sobre el producido por esta actividad.

         La poca información que tenemos es que el precio pagado por los intermediarios por el kilo de Tararira a los pescadores ronda los $8 y posterirmente es vendida a $25, mayoritariamente de contrabando para las zonas limítrofes de Brasil donde está prohibida su explotación comercial.

         El resultado económico que obtienen los pescadores es mínimo, mientras que unos pocos intermediarios obtienen la mayor parte de los beneficios de un recurso de todos.

 

2.3. Pesca deportiva

 

            Es practicada por un número muy significativo de personas pero pasa inadvertida al no ser visualizada como una actividad económicamente importante.

         Su crecimiento está limitado por la cantidad y calidad actual del recurso pesquero.

         Sería importante poder cuantificar el movimiento económico que tiene hoy, para tomar como base del proyecto.

 

3. Potencialidades

  

3.1. Potencial de la pesca deportiva o recreativa

 

La pesca deportiva es una de las actividades de esparcimiento que atrae a mayor cantidad de personas de todas las edades y condiciones sociales en todo el mundo.

Según el Censo Nacional de Pesca, Caza y Recreación Asociada a la Vida Salvaje de los Estados Unidos de América del año 1996, la cantidad de pescadores deportivos mayores de 16 años era de 35,2 millones de personas, lo que significa aproximadamente un 20 % de la población adulta de ese país.

En Argentina se estima en 5 millones la cantidad de pescadores deportivos, según documento de la Secretaría de Turismo y Deporte de la Nación, emanado del Primer Congreso Nacional de Pesca Deportiva y Turismo.

Extrapolando estos datos, se podría estimar que en nuestro país existe una cantidad cercana a los 400.000 pescadores deportivos.

La pesca deportiva o recreativa genera una importante actividad económica, logrando una eficiente distribución de los recursos. Esto beneficia a muchos sectores de la sociedad, promoviendo así el desarrollo local de comunidades que difícilmente puedan captar el turismo tradicional.

El pescador deportivo gasta en múltiples ítems  como son: equipamiento e indumentaria específica, alojamiento, transporte, alimentación, contratación de servicios de pesca (guías, embarcaciones, instructores), licencias de pesca, materiales informativos (revistas, libros, videos, etc.) carnadas, etc..

Según el censo antes mencionado para los Estados Unidos, los gastos de los pescadores se distribuyen de esta manera: 51% para equipamiento específico, 41% en servicios en general y 8% en gastos varios, llegando en el año 1996 a la friolera de U$S 37,8 billones el movimiento producido por esta actividad.

Agregamos algunas cifras de ingresos por pesca deportiva en otros países: Canadá U$S 400 millones, Nueva Zelanda U$S 800 millones, Argentina U$S 150 millones (sin contar Tierra del Fuego) y Chile U$S 50 millones.

Según Daniel Wegrzyn, coordinador del Programa de Pesca Deportiva de la Secretaría de Turismo de la Nación de la República Argentina, No existen datos precisos que permitan dimensionar la importancia de la pesca deportiva como generadora de un movimiento económico, aunque hay algunos datos orientativos producidos por el Centro de Ecología Aplicada del Neuquen, que calculan que la pesca es responsable del ingreso de unos 4 millones de dólares tan sólo en el río Chimehuín, y manejan valores muy poco inferiores para el Limay Medio. La Universidad del Comahue estima que en el área de Bariloche la actividad contribuye en unos ocho millones de pesos (dólar 1 a 1 en ese momento), en Tierra del Fuego sólo los cotos privados de pesca generan ingresos por 4,5 millones casi exclusivamente a partir de pescadores extranjeros y en un solo río, y en la Pcia. Del Chubut se ha determinado que la pesca es mas importante, como actividad económica que el Sky, con un ingreso que ronda los cinco millones para la zona Cordillerana, con centro en Esquel, y que es motivador en la definición del destino en un 64% de encuestados sobre una muestra de 1125 visitantes.” ... “Los operadores de los Estados Unidos, y que actualmente traen pescadores a Argentina estiman que el número de norteamericanos que podrían visitar nuestro país rondaría los 20.000, produciendo un ingreso adicional de unos 100 millones de dólares anuales.”

Además de los aspectos económicos, esta actividad posee otras condiciones positivas tales como: tener un bajo impacto sobre el ambiente, proporcionar esparcimiento saludable, promover el conocimiento de los ecosistemas y la interacción con la naturaleza.

3.2. Potencial del Uruguay para el desarrollo de un proyecto nacional de turismo basado en la pesca deportiva o recreativa.

 

3.2.1. Las Especies

 

El Uruguay tiene en sus ecosistemas acuáticos continentales una gran variedad íctica que le permitiría desarrollar un proyecto turístico viable, sustentado en el atractivo del alto valor deportivo de algunas de sus especies.

Entendemos por especies de alto valor deportivo, aquellas que presentan atributos tales como combatividad, tamaño, agresividad, belleza y dificultad técnica para su captura.

Las dos especies más destacadas de nuestras aguas son la Tararira y el Dorado.

Estas especies satisfacen los requerimientos de pescadores exigentes, ya que a sus cualidades deportivas, se suma la posibilidad de ser capturados con las técnicas de pesca activa más especializadas, y en diversidad de ambientes que van desde grandes ríos enmarcados por monte indígena, cursos de aguas cristalinas, hasta bañados rodeados de juncales y fauna autóctona.

También hay que destacar que las dos especies son aptas para la captura y suelta, siendo esto primordial para el buen manejo y rentabilidad del recurso dado que un pez puede ser pescado una vez tras otra, lográndose así la multiplicación constante de su valor.

 

El Dorado.(Salminus maxillosus)

Es una especie migratoria exclusiva de la cuenca Parano-Platense, y en nuestro país lo podemos encontrar en el Río de la Plata, en el Río Uruguay y en el Río Negro hasta Palmar, así como en casi todos los afluentes de estos cursos.

Es la especie más conocida en el extranjero, fundamentalmente por la gestión que han hecho el estado, las ONG y los operadores privados de Argentina, para imponerlo en el mercado internacional como uno de los peces más deportivos del mundo.

Este pez tiene todas las cualidades buscadas por los aficionados y puede ser pescado en todas las modalidades de pesca deportiva.

Los individuos de esta especie pueden alcanzar grandes tamaños. A modo de ejemplo, destacamos que el año pasado en el Río Uruguay, en la zona de exclusión de la represa de Salto Grande se marcó el record mundial de captura de Dorado con mosca (la modalidad más técnica dentro de la pesca deportiva) con un ejemplar de 19,5kg. de peso, y habitualmente se capturan peces mayores utilizando otras modalidades, pudiendo llegar a rondar los 25kg..

 

La Tararira (Hoplias malabaricus)

Esta especie se encuentra en todas las aguas dulces del país, desde pequeños espejos de agua de apenas unos cientos de metros cuadrados como son las aguadas de nuestros campos, hasta en los grandes ríos y lagos artificiales. En estos grandes ambientes puede alcanzar muy buenos portes (de hasta 10kg. o más).

Al igual que el Dorado, también puede ser capturada mediante la práctica de todas las modalidades de pesca y cuenta con la mayoría de los atributos que buscan los pescadores deportivos.

El Uruguay es reconocido por los pescadores deportivos de la región por sus Tarariras gigantes, que pueden llegar a tamaños no habituales en otros países,  sobre todo por la variedad denominada Tornasol o Tararira azul que es exclusiva de la cuenca del Río Negro. Hay quienes dicen que es otra especie pero no hay estudios científicos que lo avalen.

Tiene mucha similitud con el pez más codiciado por los aficionados en USA, el Black Bass (Micropterus salmoides), el cual mueve a más de 12 millones de pescadores de ese país. Vive en ambientes similares y se pesca con las mismas técnicas que nuestra Tararira, cuya pesca podría ser potencialmente atractiva para ese mercado en contra estación con el hemisferio norte.

  

El Pejerrey (Basilichthys spp. y Odontesthes spp.)

Al Pejerrey lo podemos encontrar en muchos ambientes acuáticos, incluyendo las lagunas costeras del departamento de Rocha y Maldonado.

A pesar de no contar con algunos de los atractivos más importantes que buscan los pescadores deportivos, tiene una gran legión de seguidores y como ventaja comparativa tiene la virtud de pescarse fundamentalmente en los meses invernales cuando las otras especies están inactivas.

Posiblemente no sea de gran atractivo para el turismo de pesca extranjero pero tiene gran potencial para desarrollar un muy buen movimiento interno en la época tradicionalmente de menor turismo, logrando de esa manera una actividad a los largo de todo el año con un buen aprovechamiento de la infraestructura vacante.

 

Otras especies

Existen muchas otras especies que pueden ser valiosas para complementar a las más buscadas. Hay otras, cuyas poblaciones están muy disminuidas numéricamente en la actualidad por diversas causas, pero que revirtiendo esta realidad, previo estudio técnico, podrían ser muy importantes, como son los grandes peces de cuero (Surubí y Manguruyú) o el Pirá Pitá, habitantes del Río de la Plata y del Uruguay.

Las especies marinas que habitan las lagunas costeras de Rocha y Maldonado podrían ser atractivas si se usaran para pesca deportiva.

 

3.2.2. Los Ambientes.

 

Para el pescador deportivo, tan importante como la pesca en sí misma es el entorno donde la practica.

No es lo mismo pescar en una piscina llena de peces, que en la costa de un río o arroyo rodeado de montes naturales y plenos de fauna silvestre.

Uruguay tiene el privilegio de contar con muchos ambientes de singular belleza, agrestes, naturales y con una mínima contaminación.

Agregamos a esto la baja densidad de población de nuestro interior, lo que brinda la posibilidad de poder caminar varios kilómetros sin encontrar a otro ser humano, y al mismo tiempo contar con buenos accesos y estar cerca de la civilización.

La poca contaminación de nuestras aguas nos permite recuperar la calidad y cantidad de pesca y el equilibrio del ecosistema acuático de forma natural, tan sólo con un buen manejo del recurso y sin la necesidad de gastos importantes.

 

3.2.3. Zonas potencialmente atractivas

 

Dentro del territorio nacional encontramos algunas zonas con mayores posibilidades que otras para desarrollar un turismo de pesca, ya sea por su mejor ubicación geográfica, por ofrecer propuestas comparativamente más atractivas, por contar con mejores infraestructuras  o por ofrecer algún producto distintivo.

 

Cuenca del Río Negro

Esta cuenca, por su dimensión se puede dividir en dos zonas con características distintas.

La primera zona abarca el tramo del Río Negro desde su desembocadura hasta la Represa Hidroeléctrica Constitución (Palmar), así como los arroyos afluentes.

También incluimos en esta zona al lago de Palmar y sus principales afluentes, destacándose el Río Yí.

En el primer tramo encontramos Dorados, Tarariras y Pejerreyes, mientras que aguas arriba de la represa no existen Dorados, a pesar de que se tienen datos de algunas capturas que se cree que forman parte de un cardumen que quedó atrapado luego de construidas las obras.

El epicentro de toda esta franja es el propio pueblo de Palmar ya que desde ahí el pescador deportivo puede acceder tanto al lago como al río aguas abajo de la represa.  Resaltamos que este lugar registra una gran afluencia de pescadores hoy día, debido a la tremenda concentración de peces migratorios que se ven detenidos por el muro del embalse. En el pueblo de Palmar se prestan servicios específicos para el pescador deportivo y también en estancias turísticas de la zona como Santa Sofía, la cual es reconocida en Argentina por haber sido objeto de notas publicadas en algunas de las revistas más importantes de pesca de ese país.

La zona de Palmar tiene una ubicación estratégica, ya que se encuentra cercana a Montevideo y a Buenos Aires, siendo el pesquero más próximo de las dos urbes donde se pueden encontrar Dorados y grandes Tarariras. También es de destacar que para los habitantes de las principales ciudades del estado brasileño de Río Grande del Sur es el lugar más cercano donde encontrar Dorados.

Sin duda que para la pesca deportiva, el Dorado y la Tararira son los peces autóctonos más importantes de la ictiofauna de las aguas interiores de Sudamérica, además del Tucunaré (Cichla ocelaris) propio de la cuenca amazónica. Aquí podemos encontrar a las dos especies, con posibilidad de pescarlas en todas las modalidades de pesca deportiva, desde las menos exigentes hasta las más técnicas.

En la época invernal el pueblo de Palmar se ve desbordado por la afluencia de pescadores de Pejerrey, lo que hace un año completo de temporada turística.

El otro sector importante de esta zona es el Río Yí con la ciudad de Durazno como centro.

Este río es conocido por su belleza y por sus inmensas Tarariras. Otro aspecto interesante es que en la zona hay un movimiento de gente que se ha preocupado por promocionar la pesca deportiva y fundamentalmente por proteger el recurso. En relación a esto, ha sido destacable el campeonato de pesca deportiva sin muerte “La Fiesta de la Tararira” que se ha hecho por muchos años, siendo el primero del país en que se prohibía matar el pez. Fue también uno de los primeros en hacer esto en Sudamérica.

También en Durazno hay gente que se ha dedicado a brindar servicios de guías para pescadores, con cierto éxito.

La otra zona importante dentro de la cuenca incluye las represas de Baigorria, Rincón del Bonete y sus principales afluentes, los arroyos Salsipuedes Grande y Chico, el Río Tacuarembó y tributarios y el Arroyo del Cordobés.

Esta zona inmensa se destaca por la pesca de Tarariras gigantes y la pesca invernal del pejerrey, contando con varias ciudades y pueblos que podrían beneficiarse de esta actividad turística.

Podría ser muy atractiva para los pescadores de Río Grande del Sur por su cercanía y si estuviera bien manejada seguramente habría Tarariras de tamaños excepcionales.

 

Lagunas Costeras e India Muerta

Estos ecosistemas se encuentran ubicados en los departamentos de Rocha y Maldonado, los cuales tienen un gran desarrollo básicamente del turismo de sol y playa.

Siempre se ha hablado en nuestro país de alargar la temporada turística, pero como queda evidente en los últimos años, la temporada del turismo de sol y playa cada vez se acorta más. La pesca deportiva podría ayudar a revertir esta tendencia ofreciendo actividades en baja temporada y además siendo motivadora para la elección del destino en alta temporada, especialmente para el  20% de turistas que estadísticamente son aficionados a la pesca.

El embalse de India Muerta está situado en el centro del departamento de Rocha y cuenta con una muy buena pesca de tarariras que llegan a importantes tamaños. Es el espejo con mejores condiciones y posibilidades para el desarrollo de turismo de pesca en el sur del país. Se destaca por su cercanía a los principales balnearios del Uruguay, a Montevideo y Porto Alegre y otras ciudades importantes del sur de Brasil.

Otra ventaja comparativa de India Muerta es que hay un proyecto de desarrollo turístico y manejo del recurso íctico basado en la pesca deportiva, actualmente en ejecución que incluye el primer reglamento de pesca deportiva del país (los detalles del proyecto se adjuntan en anexos).

De las lagunas costeras destacamos, la Laguna del Sauce en el departamento de Maldonado y la Laguna de Castillos en el departamento de Rocha.

El producto que más fácilmente podría desarrollarse con un simple manejo en estas dos lagunas es la pesca del Pejerrey, que se da en muy buenos portes en la estación fría, y que promueve un importante turismo interno.

Otro atractivo que podrían ofrecer las lagunas que cuentan con especies marinas, es la opción de pescar Lenguados, Corvinas y Tarariras en un mismo ambiente, utilizando las técnicas más refinadas (flycast y spinning) y posibilitando la atracción de turistas pescadores de alto poder adquisitivo en busca de esta oferta exclusiva y diferenciada.

 

Cuenca del Río de la Plata y Río Uruguay

Estos cursos son compartidos con la República Argentina, contando cada país con su jurisdicción correspondiente.

En cuanto a la pesca recreativa, la especie más destacable que tienen estos ríos es el Dorado, además de otras especies características de esas cuencas como las grandes especies de cuero, el Pirá-Pitá, el Chafalote, la Tararira, las Bogas y el Pejerrey entre otras.

El carácter distintivo de estos ámbitos, es la posibilidad de capturar  con asiduidad Dorados de grandes portes que no son habituales en otros lugares.

A ese respecto cabe destacar en la actualidad la zona inmediata a la represa de Salto Grande (zona de exclusión). Viendo este potencial, importantes empresas dedicadas al turismo de pesca deportiva, desarrollan emprendimientos en territorio argentino que brindan servicios especializados a los aficionados atraídos por la oferta impuesta internacionalmente de este pez único.

Cabe destacar que en las aguas de jurisdicción argentina, rigen  desde hace muchos años reglamentaciones de pesca deportiva, tendientes a la protección de las especies como recurso turístico, lo que no es acompañado por el estado uruguayo que solo lo considera desde el punto de vista de la pesca comercial. Un ejemplo claro de estas dos visiones antagónicas, es el establecimiento de medidas mínimas para la extracción de peces que contienen las leyes argentinas y que no tienen las nuestras.

 

3.3. Demanda y mercados potenciales

 

3.3.1. Demandas del mercado

 

Todas las especies son objeto de demanda por el mercado interno y en estos momentos la oferta es menor que la demanda por encontrarse muy disminuido el recurso íctico.

Debido al carácter recreativo y social de la pesca deportiva para la población en su conjunto, es importante dar a toda la comunidad la posibilidad de pescar en lugares accesibles en todos los puntos del país, dado que se trata de un entretenimiento saludable y de bajo costo, y que generalmente sirve de excusa para integrar a toda la familia en un paseo en contacto con la naturaleza.

Es de destacar que la mayoría de los ambientes cercanos a los centros poblados son vaciados de peces por una minoría que usa el recurso de todos en beneficio económico propio, pescando masivamente y muchas veces de forma ilegal.

Es primordial la educación del aficionado para que haga un uso sustentable de los recursos naturales, y en particular evitar que haga acopio excesivo de peces fomentando la captura y suelta, haciendo más equitativo el aprovechamiento.

Es común, la subvaloración de la fauna íctica utilizándola en la fabricación de alimentos para otros animales (harinas de pescado), o peor aún para alimentarlos directamente (porcinos), haciendo una pésima conversión proteica.

Una parte de la población demanda opciones específicas asociadas a la captura de las especies de mayores cualidades deportivas, al igual que los posibles clientes pescadores del mercado regional e internacional.

Los pescadores más especializados son los que posibilitan el desarrollo del turismo de pesca, viabilizando una propuesta económicamente sustentable.

Estos pescadores son exigentes en cuanto a la conjugación entre una buena calidad de pesca y un entorno interesante.

En general este tipo de aficionado practica modalidades de pesca activa tales como flycast, spinning o trolling, en las cuales el pescador busca al pez con técnicas muy elaboradas, al contrario de la habitual pesca de espera. El objetivo de este pescador claramente es la recreación mediante la práctica de su aficción, sin interesarle la muerte o extracción del pez. Este turista pescador está dispuesto a pagar si se le ofrece lo que busca.

 

3.3.2. Mercado interno

 

En la actualidad, es prácticamente el único existente y se podría decir que está en su techo de crecimiento, debido a la disminución acentuada en la calidad y cantidad del recurso.

Es fundamental tener en cuenta que los pescadores realizan gastos, y optan por moverse hacia lugares donde saben que tienen un alto porcentaje de posibilidades de realizar una buena pesca de acuerdo a sus gustos.

Un ejemplo de esto, es la gran cantidad de aficionados uruguayos que viajan a distintos puntos del Río Paraná en busca del Dorado y otros peces atractivos, donde se brindan servicios especializados y se tienen mucho mejores probabilidades de pesca que en nuestro país debido al manejo del recurso tendiente a beneficiar esta actividad.

Habría que apuntar a lograr un crecimiento relevante del mercado interno, fundamentalmente mediante una mejora de la oferta en cuanto a calidad y cantidad de las especies de alto valor deportivo, así como de la prestación de los servicios adecuados.

El objetivo es lograr el aumento de la cantidad de aficionados y la frecuencia con que estos van a pescar, en forma similar a lo que ocurre en otras actividades como el fútbol donde “las canchas se llenan si los cuadros juegan bien”.

Hay que recordar que estadísticamente entre un 15% y un 20% de la población de alguna manera son aficionados a alguna modalidad de pesca.

 

3.3.3. Mercado regional

 

Actualmente este sector del mercado es prácticamente inexistente, con excepción de unos pocos fanáticos que llegan a zonas muy exclusivas y de difícil acceso público, a través de algunos prestadores de servicios o por amistad con los propietarios de los establecimientos privados, en busca de las cada vez más escasas Tarariras gigantes.

No tenemos dudas en afirmar que para este mercado, el producto diferencial y único son las grandes Tarariras que solo el Uruguay puede ofrecer.

Los mercados regionales para esta oferta, debido a su proximidad son: las provincias argentinas de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y el estado brasileño de Río Grande do Sul, lo que representa varias veces la población total del Uruguay.

Este mercado regional es el más importante a captar y es posible atraer sectores de medio y alto poder adquisitivo.

La condición indispensable para que sea viable traer a esos turistas es mejorar sustancialmente la calidad de las poblaciones de estos peces, así como mejorar los servicios especializados.

Otro aspecto favorable a tener en cuenta es que las especies más deportivas se capturan en la estación estival, cuando nuestra costa es tradicionalmente visitada por muchos argentinos y brasileños, que tendrían en la pesca un atractivo más para elegir al Uruguay como destino de sus vacaciones.

 

3.3.4. Mercado internacional

 

El Uruguay no existe como destino de pesca deportiva en el mercado internacional.

Los peces de Sudamérica que convocan a más turistas de todo el mundo son por orden de importancia, los Salmones y Truchas (no autóctonos) del sur de Chile y Argentina, el Tucunaré de la cuenca amazónica y el Dorado argentino.

La pesca de estas especies genera un importantísimo movimiento económico atrayendo a clientes de alto poder adquisitivo que pagan un promedio de U$S 4.000 por semana, por los servicios de pesca sin contar el transporte.

Desde hace muchos años, estos países tienen legislaciones muy estrictas, con lo que han logrado una excelente oferta de pesca en el concierto internacional. Un ejemplo claro de esto, son el sur de Argentina y Chile donde encontramos las truchas más grandes del mundo pese a que son especies introducidas.

El Tucunaré, o Peacock Bass para los países de habla inglesa, está promoviendo una altísima demanda por parte de pescadores del hemisferio norte, que lo asocian con su Bass en un ambiente muy exótico como es la selva amazónica, pero a su vez con todo el confort que brindan los clásicos barcos-hoteles especialmente construidos para los servicios de pesca.

Desde hace unos años, los argentinos se han trazado como una política turística de estado, imponer al Dorado en el mundo como pez altamente deportivo, destacando su combatividad, su belleza y la calidad paisajística de los lugares donde habita.

Hoy en día lo han logrado, mediante la recuperación de la calidad del recurso y haciendo promociones adecuadas que incluyen la invitación a personalidades referentes de la pesca en el hemisferio norte, asistiendo institucionalmente a eventos especializados internacionales, etc.

Esa gestión ya rinde frutos en muchos lugares, como por ejemplo los Esteros del Iberá, donde se da el caso de un lodge que trabaja exclusivamente con el mercado norteamericano a un valor de U$S 600 por día por persona y tiene su capacidad colmada durante todo el año contando con reservas para las temporadas siguientes.

La opción más inmediata que tiene el Uruguay para acceder a estos mercados es complementar la oferta de pesca del Dorado en Argentina ofreciendo nuestra Tararira como parte de un circuito.

Una característica a explotar de este pez en cualquier promoción hacia el extranjero es la similitud con el Black Bass en cuanto a sus costumbres y a las formas de pescarla.

Estas dos especies tienen como característica principal la agresividad en el ataque a los cebos en la superficie del agua, pero la Tararira tiene como ventaja adicional la poderosa dentadura propia de los peces  sudamericanos.

 

4. Propuesta

 4.1. Definiciones

 

La pesca deportiva o recreativa es aquella actividad que tiene por objeto la captura de especies ícticas sin fines comerciales, exclusivamente para satisfacer necesidades de esparcimiento, deportivas, recreativas, turísticas y afines.

Se entiende por pescador deportivo al que utiliza artes de pesca no masivas, consistentes en aparejos personales con anzuelos.

Las redes de cualquier tipo, palangres o espineles, ganchos, fijas o chuzas, armas de fuego, explosivos, electricidad, sustancias químicas tóxicas y trampas, no se consideran artes deportivas.

 

4.2. Objetivo general del proyecto

 

Promover el uso sustentable de los recursos biológicos  de las aguas continentales a través del manejo ordenado de la pesca deportiva, recreativa o turística, fomentando de esta manera el desarrollo social y económico de la comunidad.

 

4.3. Marco jurídico

 

         Se debe crear un nuevo marco jurídico para orientar con una visión estratégica el manejo de los recursos biológicos de las aguas continentales.

         La legislación debe tender a la eliminación de la pesca comercial de carácter masivo en las aguas interiores, siguiendo la tendencia de todos los países más avanzados del mundo en el uso de este recurso pesquero, que lo aprovechan como producto turístico garantizando la sustentabilidad biológica, social y económica.

            Deben implementarse las siguientes leyes complementarias entre sí, para regular la actividad pesquera de las aguas continentales:

 

4.3.1. Ley para declarar a la Tararira pez nacional del Uruguay

 

         Por todo lo antes expuesto sobre las virtudes de este pez en nuestro país, se la debe declarar pez nacional como estrategia turística ante el mundo.

La ley debe incluir las medidas de protección pertinentes para la especie. Se debe prohibir la comercialización formal e informal de este pez, hacia el exterior y en todo el territorio nacional.

 

4.3.2. Ley de fomento a la pesca deportiva o recreativa/turística en aguas continentales

 

         Esta ley debe promover la zonificación, determinando áreas especialmente reguladas que se dividirán en zonas preferenciales, y zonas de protección biológica y exclusivas para la pesca deportiva o recreativa.

Zona preferencial es aquella que por sus características ambientales, pesqueras y turísticas es especialmente idónea para desarrollar actividades de pesca deportiva o porque en ella ocurren procesos biológicos que deben ser protegidos para el interés de la actividad. Se admitirán otras actividades secundarias que afecten al recurso íctico dentro de la zona, pero estarán subordinadas y especialmente reglamentadas, debiendo ser compatibles con la actividad principal.

 

Zona de protección biológica y exclusiva para la pesca recreativa/turística es aquella que por poseer características ambientales singulares, especies ícticas de alto valor deportivo y fundamentalmente condiciones que posibilitan un importante desarrollo económico basado en el turismo, es especialmente idónea para desarrollar actividades de pesca deportiva en forma exclusiva. No se admitirán otras formas de explotación del recurso pesquero silvestre. Se permitirá la acuicultura.

Para la determinación geográfica de estas zonas se utilizará una metodología que incluya estudios técnicos y cuente con la participación del estado, de los actores de las comunidades interesadas y pescadores deportivos. En el punto 3.2.3. se indican algunas de las zonas con alto potencial.

Posteriormente a la determinación de estas zonas, se deberán implementar planes de manejo y reglamentos de pesca deportiva especiales para cada una de ellas.

 

4.3.3. Reglamentos de pesca deportiva

 

            En los reglamentos se determinará detalladamente la forma en que se realizará la pesca recreativa en todas las áreas especialmente reguladas.

         Es de vital importancia educar e incentivar al pescador deportivo y a la sociedad en su conjunto, acerca del uso de la captura y suelta como la mejor medida de manejo posible de las especies ícticas. La eficiencia de esta práctica está comprobada en todos los países del mundo que usan la pesca deportiva para la explotación del recurso.

         En cada ámbito se deberá disponer: licencia de pesca deportiva obligatoria, categorías de las mismas (residente, extranjero, etc.), temporadas de pesca y vedas, modalidades y técnicas de pesca autorizadas, límite en cantidad y tamaño de ejemplares sacrificables o no por especie, zonificaciones especiales (áreas de desove o áreas de rotación de pescadores, etc.). Asimismo se determinarán  las prohibiciones, infracciones y sanciones de forma clara.

 

4.3.4. Gestión

 

         Se deberá crear un organismo estatal específico que tendrá el cometido de generar y aplicar la legislación, asesorar, fomentar, desarrollar y controlar en todos sus aspectos la actividad de la pesca deportiva, tanto en el plano privado como a nivel público.

Este organismo deberá contar con técnicos y asesores especializados en las disciplinas que involucra a toda la actividad.

Deberá interactuar con los gobiernos departamentales, Ministerios,  empresas privadas, organizaciones sociales y demás actores involucrados.

Para controlar el cumplimiento de las disposiciones, tendrá a su cargo un cuerpo de fiscalización que estará conformado por personal especialmente capacitado, equipado y con potestades para actuar conforme a la ley (policía de la pesca).

En un principio el estado deberá invertir recursos en este organismo, pero se deberá tender a financiarlo con las licencias de pesca y la recaudación general que produce la propia actividad turística de la pesca deportiva en las áreas gestionadas.

 

4.4. Promoción turística

 

Las estrategias de promoción deben estar diseñadas para captar los mercados que se mencionaron en el punto 3.3.

Se deben basar en resaltar los atributos deportivos de nuestros peces autóctonos, así como de los ambientes naturales y los menores costos operativos que resultan de la facilidad de accesos y la cercanía a centros poblados.

Teniendo en cuenta que estadísticamente las ¾ de pescadores son hombres, es necesario ofrecer propuestas turísticas alternativas para los acompañantes, como puede ser turismo rural, ecoturismo, sol y playa, turismo cultural e histórico, etc., que en Uruguay es posible dar gracias a las cortas distancias entre distintos puntos de interés y a las ofertas ya existentes.

Para realizar las promociones es necesaria la participación activa del gobierno uruguayo, que deberá incluirlas decididamente en los planes del Ministerio de Turismo, realizando acciones como por ejemplo: invitar a referentes mundiales y empresas turísticas especializadas a conocer la propuesta, asistir en conjunto con operadores locales a distintos eventos internacionales a vender el producto, apoyar los emprendimientos ya existentes tendientes a difundir la pesca uruguaya en el mundo.

Así como Argentina impuso en el mundo la idea de que el Dorado es argentino, pese a que existe en otros países, Uruguay debe imitar esta estrategia imponiendo a nuestra Tararira como única.

 

4.5. Capacitación de recursos humanos

 

         El Uruguay no cuenta prácticamente con recursos humanos capacitados integralmente en forma específica para brindar servicios a los turistas pescadores fundamentalmente del extranjero.

         Para poder desarrollar el turismo de pesca deportiva y captar a los clientes económicamente más convenientes es imprescindible preparar guías especializados de la actividad capacitados en disciplinas muy diversas (a modo de ejemplo se adjunta un curso de formación de guías de pesca deportiva de la Patagonia argentina).

         Teniendo en cuenta que esta actividad es una opción de empleo y generadora de divisas para el país, el estado deberá realizar acuerdos con instituciones públicas o privadas de otros países especializadas en este tipo de formación y garantizará que dichos cursos sean accesibles geográfica y económicamente para la población en general.

 

4.6. Reconversión de pescadores comerciales

 

         Tal como se especifica en el punto 4.3., se tenderá a la eliminación de la pesca comercial de carácter masivo, por ser una forma menos eficiente de explotación económica del recurso y no sustentable.

         La afirmación anterior se basa en el hecho de que la disminución cada vez mayor del recurso biológico y en algunos casos la pérdida del mismo, limita totalmente la generación de fuentes de trabajo.

         Un ejemplo claro son los pescadores artesanales de las lagunas costeras que cada vez tienen más dificultades para obtener la cuota necesaria de peces para sobrevivir, a pesar de que estos espejos tienen aportes anuales de ictiofauna marina. Asimismo las familias pescadoras crecen en integrantes mientras que el recurso disminuye en forma inversamente proporcional.

         Explotadas de forma turística, las poblaciones ícticas tienden a aumentar al máximo ofreciendo mayores posibilidades en la generación de empleo sustentable y generalmente de mejor calidad.

         En mayor o menor medida todos los cursos de agua tienen pescadores comerciales. Ellos son los mejores conocedores de los ambientes y del recurso, por lo tanto se deberá incentivar y facilitar su capacitación, darles la prioridad en el desempeño de tareas de control y prestación de servicios en general.

El estado promoverá el otorgamiento de préstamos para la compra de equipamiento necesario para la función (embarcaciones, equipos de pesca, etc.).

En caso de ser preciso se deberán otorgar subsidios hasta tanto el nivel de actividad turística sea suficiente, lo que está directamente ligado a la recuperación del recurso pesquero. También se deberá facilitar la reconversión de los pescadores comerciales hacia otros sectores del trabajo en caso de que estos así lo deseen, brindándoles la capacitación y el acceso a los recursos económicos necesarios.

 

4.7. Investigación científica

 

         La investigación científica tendiente al conocimiento de los recursos biológicos autóctonos de las aguas continentales es mínima o nula.

         Se deberá propiciar esta actividad y así generar más y mejores conocimientos que ayuden al manejo sustentable de los ecosistemas nombrados.

         Un ejemplo claro de falta de conocimiento científico, se aprecia en la confusión que existe en muchos ámbitos en relación a la Tararira denominada tornasol o azul propia de la cuenca del Río Negro de la cual no se sabe si es una especie única o solo una variedad. El hecho de que fuera una especie distinta y única de nuestro país, sería ventajoso en la promoción turística.

 

 Autores del Trabajo:

 

Fernando Vicente                Info

 

Gino De León                       Info

 

Gustavo Figueredo              gusfigue@adinet.com.uy