R. O. del Uruguay-Departamento de Rocha  

   

Dorados Salteños

 

 

 

Hola amigos, nuevamente les voy a contar mis últimas experiencias por el departamento de Salto.

En Carnaval, me saqué las ganas por un rato de pescar Dorados con mosca, iba al río todos los días desde la salida del sol hasta las nueve de la mañana y desde las dieciocho hasta la puesta. Gracias a esa constancia llegué a capturar un promedio de doce peces por día. Todos los ejemplares fueron devueltos sanos y salvos, ya que a mis moscas les quito la muerte del anzuelo.

Los pesos fueron desde los setecientos gramos a los dos kilos. El primer día pesqué con línea #9, pero al ver la cantidad de juveniles terminé haciéndolo toda la semana con la línea #6.

 
         

El 90% de las capturas fueron con moscas blancas y en anzuelos 1/0. El último día probé en spinning, para ver si salía alguno más grande en la zona denominada “El Saca”, que queda a unos 400m hacia el norte del parador Ayuí. Después de probar suerte sin respuesta, cuando como siempre uno piensa para sí mismo: ¡el último lance y me voy!, tiré con una cuchara giratoria y estalló el agua, saltó enganchado un Dorado que calculo que pesaría 5Kg. Digo calculo porque al sacudirse se desprendió el señuelo de su boca. Esa imagen me quedaría grabada hasta un mes después.

Ya en Semana de Turismo o Santa, cambió la cosa porque esos días tienen fama de poca pesca. El Río Uruguay se presentaba bajo pero con aguas claras.

Hice la misma rutina pero solo en la mañana porque en la tarde mermaba la pesca, se dieron algunos doradillos, el más grande de 2.5Kg.

        También fui invitado por el guía Teddy Rognoni (tel. 073 26426) a recorrer con su moderna embarcación algunas de las interminables correderas e islotes de canto rodado. Quedé impresionado por la voracidad de los doradillos que en la correntada saltaban más de un metro rasante tras las mojarras. Como siempre, dejé para el último día la pesca más pesada. Después de recorrer la zona del Ayuí y sacar un par de ejemplares con mosca me dirigí a “El Saca”, descartado esa semana por estar poblado de campamentistas. Por suerte, la mañana del sábado comienza tarde para ellos garantizando un ambiente más tranquilo.

        Había cambiado los triples de mis tres cucharas iguales, por dos anzuelos BMC y otro tipo Tarpón, todos en tamaño 3/0.

         

           Al primer lance enganché uno grande, pero al estar desprevenido casi me tira al agua.

           No lo pude cañar bien y se escapó. Luego de probar media hora dejé descansar la zona cinco minutos y enganché otro de 3 o 4Kg que para mi sorpresa enderezó el anzuelo BMC yéndose también. Cambié por el de Tarpón más reforzado y ya resignado hice el clásico último tiro. Vi que una masa de agua se abalanzaba sobre el final de la línea cuando sobrevino el tirón y el salto. Miré el reloj, eran las nueve y después de veinte minutos de corridas y saltos, ya asegurado en la orilla estaba el Dorado más grande que he pescado... 6,500 Kg y casi un metro de largo.

 
 

 

 

         Con el cuerpo cansado y el alma satisfecha abandoné la pesca con buena reserva de imágenes y momentos vividos que esta especie nos brinda.

Les digo hasta pronto y buena pesca.

 

Texto: Carlos Bernarducci                   E-Mail: careva50@latinmail.com

 

Principal Notas Moscas Equipos Técnicas
Fotogalería Naturaleza Cultura Links

Contáctanos